viernes, 2 de marzo de 2012

Clarín y el discurso de Cristina, o la canallada de Magnetto y sus esbirros de la palabra

Los medios del Grupo no fueron los únicos en desinformar a la sociedad respecto del discurso de la presidenta en el Congreso, pero lo publicado entre ayer a la tarde y esta mañana en la página digital del diario es un ejemplo salvaje de manipulación. ¿La técnica elegida?: la descontextualización. No se privan del insulto vil ni de la descalificación.
Por Víctor Ego Ducrot / Veamos el título de primera plana según aparece hoy en la opción Edición Impresa del sitio Web del diario: “Cristina atacó a Macri, pero la Policía volvió al subte”. La primera afirmación utiliza el verbo atacar, el cual remite a una supuesta agresión original cuando, en realidad, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner criticó una decisión administrativa y política del intendente de la Capital Federal , con dureza sí, y hasta con ironías, aunque sobre todo con argumentos técnicos, como jefa de Estado, como abogada y como militante política.
Sin embargo, lo más curioso de ese título es la utilización de la palabra “pero”, con la intención de referir a una inexistente contradicción en los actos y discursos de Cristina. El título en cuestión oculta el contexto,  por qué, la presidenta decide y anuncia, en su misma alocución, que instruiría al ministerio de Seguridad para prorrogar por 30 días las prestaciones de la Policía Federal en la red de subterráneos capitalinos.
En la misma página puede leerse otro título sintomático de la aviesa técnica desinformativa utilizada por la corporación mediática que supo ser cómplice de los crímenes de lesa humanidad cometidos por la dictadura: “UNA SEMANA DESPUES DE LA TRAGEDIA DE ONCE QUE DEJO 51 MUERTOS. Trenes: Cristina justificó la falta de inversión y defendió su política”.
Las referencias de la presidenta a la cuestión ferroviaria, según consta en el texto de su discurso de ayer, aluden al marco histórico, las condiciones políticas y económicas que el país vivió en las últimas décadas respecto de sector; pero Clarín desliza que la jefa de Estado justificaría la falta de inversiones por parte de la empresa TBA; y, lo que es mucho más grave, incluye la infamia de tratar de convertir a esa inexistente afirmación como casi encubridora de la tragedia de la estación Once.
La idea no es saturar al lector con más títulos ejemplos. Sí añadir que, si se entiende que los comentarios de los usuarios a los artículos cargados en los sitios digitales de los diarios, por analogía, son equiparables a las viejas cartas de lectores de la prensa escrita, las cuales circulan bajo responsabilidad último de la empresa periodística; Clarín debería explicar por qué, en su sitio Web, ayer a las 20.56, se podía leer el siguiente comentario: “CALLATEEEEEEEEEE VIUDAAA NEGRAAAA VIL Y FALAZZZZZ!!!!!! CÓMO TE DA LA CARA PARA SALIR SIQUIERA EN LOS MEDIOS, RODEADA DE TUS SECUACES, DELINCUENTES DE QUINTA”.
Ese es el periodismo del Grupo Clarín y de la corporación mediática hegemónica de la Argentina
Fuente: Agencia Periodística de Buenos Aires
http://www.agepeba.org/

1 comentario:

  1. Es el viejo manejo de siempre, pero cada vez más desembozado

    ResponderEliminar